Yo creo que todos sabemos que estamos aquí en este planeta, viviendo esta experiencia humana porque hay un plan divino. Un plan mayor que nosotros mismos y que cada persona debe cumplir en su vida actual.Toda persona en este planeta, ahora mismo, tiene algo que cumplir. Ya sea creando obras de arte, descubriendo la formula para curar una epidemia o simplemente sirviendo al prójimo con unas palabras alentadoras.

En el momento que cumpliste con tu deber te vas de tu vida actual para descubrirte en otra. Tu plan divino no tiene que ser algo grande como lo que describí previamente, solo tiene que ser algo que Dios ha encomendado para ti. Esto lo descubres cuando sigues tu corazón, sea en tu diario vivir o en la manera que sirves a los demás.

Un gran maestro de lo divino, Dr. Wayne Dyer, siempre dice en sus libros y presentaciones que debemos preguntarnos todos los días “Como puedo servir hoy?”. Es muy buena pregunta para descubrir tu plan divino. El mismo Dios te va demostrar el camino cuando empieces a practicar esta pregunta a diario.

Pero te esfuerces, por ejemplo, no trates de completar obras que en verdad no quieras hacer. O sea si te dan alergias las flores, no te comprometas con tu vecino ayudarlo en el jardín o si los bebes te fastidian, no hagas el rol de madrina. Esto no es cumplir con tu plan divino o con tu propósito. Solo tienes que cumplir con lo que te nace del corazón. Siempre hazte estas tres preguntas antes de desempeñar una actividad para saber si estas dentro de tu plan:

1. Cuando pienso en esta actividad siento resistencia o negatividad?

2. Si cumplo con esto me voy a sentir mas llena o vacía?

3. Podré contar esto mañana como un triunfo más o un fracaso más?

Estas tres preguntas las debes tener en cuenta cuando estas desempeñando un rol, trabajo o favor, para saber de verdad si estas dentro de tu plan divino.

Anuncios